css templates

Ciudadanía Italiana por vía sanguínea (Iure Sanguinis) en Italia

ciudadania italiana por vía sanguínea

Lo primero y principal para tener la certeza de si podemos solicitar el reconocimiento de la ciudadanía italiana, es saber si hay un antepasado que haya nacido en Italia.

No existe límite generacional que impida solicitar el reconocimiento de la ciudadanía italiana. 

Lo fundamental para poder iniciar los trámites para el reconocimiento de la ciudadanía italiana en Italia (además de tener paciencia y ganas de investigar), es armar el árbol genealógico, buscar, rastrear y recopilar datos, fechas y nombres, conocer los nombres de nuestros ancestros hasta el nacido en Italia.

Es importante saber si la descendencia es por parte paterna o materna, ya que hay diferencias en el caso de que la mujer haya nacido en Italia antes de 1948, se debe hacer sí o sí un juicio para que otorguen la ciudadanía italiana. Para más información acerca de juicios por vía materna ingresar aquí.

En el caso que sea por vía paterna y el italiano haya sido inscripto como ciudadano del país al cual emigró, es importante ver la fecha en que lo hizo. Si el hijo del italiano nació antes de que su padre renunciara a su ciudadanía, no hay ningún inconveniente y se puede solicitar el reconocimiento de su ciudadanía italiana. En cambio, si el hijo nació luego de que renunciara a su ciudadanía, no puede solicitar su reconocimiento.

Antes que nada, para poder iniciar los trámites de reconocimiento de la ciudadanía italiana en Italia, debemos atenernos a la Circolare k28, sobre la cual se basa todo el procedimiento del reconocimiento de la ciudadanía italiana.

Para poder iniciar el procedimiento de reconocimiento de ciudadanía en Italia, debemos contar con todas las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción, desde el antepasado italiano, pasando por cada una de las generaciones en la línea de sangre, hasta llegar al solicitante de la ciudadanía, sin excepción. Recordamos que la ciudadanía italiana no prevé saltos generacionales. Sin todas y cada una de las partidas es imposible iniciar el trámite.

En muchas de las comunas italianas solicitan las actas de defunción (aunque la circular no lo exija). Por lo tanto, lo mejor es tener siempre toda la carpeta completa, con la totalidad de las partidas (traducidas y legalizadas, como veremos más adelante), en caso de que, en la comuna donde se presenta el expediente de ciudadanía soliciten las actas de defunción.

Las únicas actas/partidas válidas son aquellas emitidas por el Registro Civil.

Para las personas nacidas antes de 1886 (fecha de creación del Registro Civil), es posible que no se encuentren las actas en el Registro Civil y sea necesario recurrir a las iglesias y parroquias del lugar.

En cuanto a los certificados de bautismo o matrimonio emitidos por Parroquias, cabe aclarar que estos solo tienen validez en el caso en que, a la fecha de nacimiento o matrimonio del titular del certificado, aún no hubiera sido creado el Registro Civil de la ciudad o pueblo, y por consiguiente, no esté inscripto. Para mayor información acerca de legalización de documentos emitidos por parroquias ingresar aquí.

Recordamos que las partidas emitidas en Provincia de Buenos Aires o en provincias del interior del país, deben ser legalizadas por el Ministerio del Interior (solicitando turno vía web). Para más información sobre turno en Ministerio del Interior ingresar aquí.

Para los casos en que falta información concreta del ciudadano italiano del cual tomaremos la ciudadanía y se dificulta la búsqueda de las partidas posteriores, hacemos hincapié en que es imprescindible la presentación de todas las partidas, sin saltos generacionales. Las comunas italianas NO aceptan certificados negativos de búsqueda.

Si en un acta, el italiano tiene como estado civil casado, significa que se casó y por lo tanto el acta de matrimonio existe. Es por ello que se debe rastrear en cada país, ciudad o pueblo en que haya vivido el antepasado hasta poder encontrar el documento faltante.

En muchos casos, cuando no hay mucha información del antepasado italiano o de otro descendiente, la solución es buscar en las partidas posteriores, como, por ejemplo, matrimonio o nacimiento de los hijos, defunción del cónyuge, ya que en esos documentos se puede encontrar algún otro dato útil para solicitar la partida que estamos tratando de localizar.

Hay infinidad de casos en que, a causa de la guerra, incendios, terremotos o inundaciones, se perdieron archivos y documentos de un período de tiempo y lugar determinados. En estos casos, las comunas recomiendan realizar la reconstrucción del acta. La reconstrucción la realiza la comuna a la cual pertenece el acta. Es necesario enviar otras actas del titular del acta, como por ejemplo la de matrimonio o defunción, para chequear los datos, corroborar que sea esa persona y procedan a realizar la reconstrucción. Esta copia es válida para el trámite del reconocimiento de la ciudadanía italiana.

Una vez que tenemos el árbol genealógico armado y conocemos a cada uno de los integrantes de la línea de sangre, es necesario solicitar las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción de cada uno de ellos.

Estas partidas deben ser emitidas por el Registro Civil del lugar de nacimiento, matrimonio y fallecimiento del titular o los titulares de estas. Si las partidas pertenecen a algún pueblo pequeño, pueden obtenerse en el Registro Civil de la provincia a la que pertenecen.

Las actas deben estar timbradas (no gratuitas) y legalizadas para tener validez.

Una vez que las actas están legalizadas por el Ministerio del Interior (si correspondiera), deben ser apostilladas.

Cada acta debe ser apostillada, es decir, legalizada ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto (Cancillería) con la Apostilla de La Haya. Esta legalización es la que otorga validez internacional a cada documento y certifica que el documento es fehaciente. Esta legalización puede realizarse en la provincia de la cual proviene cada acta (en el Colegio de Escribanos) o bien en Buenos Aires (no en cualquier otra provincia). Para saber qué documentos se apostillan ingresar aquí.

A partir de ahora, para poder legalizar o apostillar cualquier tipo de documento es necesario solicitar un turno vía web. Para más información acerca de cómo solicitar un turno para Apostillar un documento ingresar aquí.

Cada documento que será presentado en el exterior, debe llevar la apostilla del país de origen. Por lo tanto, si un acta o cualquier otro documento es presentado fuera de su país de emisión sin ser apostillado, carece de validez.

Las actas que hayan sido solicitadas a Italia no deben apostillarse dado que fueron emitidas por el país en el cual se presentará la documentación.

Todas las actas que no sean italianas y el certificado de no ciudadano argentino deben ser apostillados y traducidos al idioma italiano por un traductor público matriculado.

Luego de la traducción, es necesario legalizar la documentación traducida ante el Consulado Italiano. Este es el último paso y es sumamente importante ya que, al presentar los documentos traducidos en Italia, al momento de la revisión, deben tener el “Visto Consular”.

Es necesario solicitar un turno para legalizar la documentación que será presentada en Italia. El día del turno se presentan las actas apostilladas y traducidas solicitando la legalización de la traducción para solicitar la ciudadanía en Italia.

Una vez que los documentos han sido legalizados por el Consulado correspondiente, están listos para ser presentados en la comuna italiana y solicitar la ciudadanía italiana en Italia.

Uno de los problemas comunes con que se encuentra un descendiente de italiano en busca de documentación para realizar el reconocimiento de la ciudadanía, es no saber el lugar exacto donde nació el antepasado italiano.

A veces basta solo con reunirse con los familiares más mayores de la familia, armar un croquis con los datos que recuerdan e ir recabando información para luego ir descartando lo que sirve y lo que no.

Durante la búsqueda podemos solicitar el Registro de Leva y consultar en el Archivio di Stato las Lista di Leva, con fecha aproximada de nacimiento y provincia o región de origen y nombre de los padres. Puede resultar de mucha ayuda.

Otro recurso valioso es el sitio www.cognomix.it, donde con solo escribir el apellido del italiano, obtenemos de qué región proviene o dónde se encuentra, la cantidad de personas con ese apellido, la ciudad y otros datos que pueden ser de utilidad.

En cuanto a las partidas muy antiguas, podemos recurrir a los registros parroquiales de Argentina a través de Family Search (censos nacionales de 1869 y 1895). También puede ayudarnos el sitio de CEMLA.

Si se encuentran los certificados de bautismo de los hijos en Family Search, buscando también a los padrinos y a los hijos de los padrinos (a veces son hermanos o parientes o amigos que vinieron con ellos desde Italia) se puede llegar a encontrar al antepasado o a algún hermano de éste y, a veces, se puede localizar a toda la familia.

Si se tiene el dato concreto del lugar de nacimiento, se puede examinar los registros de “Antenati” y los de Family Search, buscar en Google “stato civile” + nombre de la provincia y familysearch y, si figura, va a aparecer.

Se puede realizar una búsqueda en la sección “Genealogies” de Family Search; en My Heritage, Geneanet, Geni. Puede haber árboles genealógicos que hayan sido subidos anteriormente por algún familiar lejano.

Para encontrar la comuna de origen del antepasado italiano,

lo más fácil es solicitar la partida de nacimiento de cada hijo del antepasado italiano (puede ser la partida de nacimiento emitida por el Registro Civil como el acta de bautismo) porque quizás ese dato aparece solo en una partida. La iglesia puede ser de mucha ayuda y siempre es una buena fuente de información (además de ser más rápida que el Registro Civil, es gratuita y da la fecha exacta de nacimiento o de matrimonio). Con la información de la fecha que da la iglesia se puede solicitar al Registro Civil la partida correspondiente.

Se puede buscar también en las partidas de nacimiento del Registro Civil y certificados de bautismo de los sobrinos (si el italiano vino a la Argentina con un hermano).

Si el italiano se casó en Argentina o en otro país, es importante buscar la partida de matrimonio (ya sea del Registro Civil o de la iglesia). Tanto en la partida de nacimiento de los hijos como en la partida de matrimonio van a constar los nombres de los padres. Es probable que allí figure el lugar de nacimiento. En la partida de matrimonio del Registro Civil, si se casó en Argentina, puede constar también la fecha de nacimiento.

Es importante buscar la partida de defunción, donde también pueden figurar los nombres de los padres y el lugar de nacimiento.

Otra posibilidad para que la búsqueda sea exitosa es buscar en el expediente sucesorio si el antepasado tenía bienes.

Cuando ya se cuenta con todas las actas de nacimiento, matrimonio, defunción de todos los integrantes de la línea de sangre y el Certificado de Cámara Electoral (Certificado de No Ciudadano Argentino) del antepasado italiano, es fundamental revisar nombres y apellido (el nombre y apellido del antepasado deben coincidir en todas las partidas, no solo en las suyas sino en las posteriores, hay que tener en cuenta el orden de los nombres, si tiene nombre compuesto y en cuanto al apellido, es necesario chequear que en todas las partidas coincida).

En el caso en que hubiera diferencias en el nombre del antepasado, cada una de las variantes deberá constar en el certificado de no ciudadano argentino. En este certificado deben figurar todos los nombres que se refieran al italiano del cual tomaremos la ciudadanía.

Una vez que se obtiene la partida de nacimiento del antepasado italiano, se solicita el Certificado de Cámara Electoral (Certificado de No Argentino) presentando la partida de nacimiento (traducida al español y legalizada en el Colegio de Traductores) y defunción del italiano. Una vez que tenemos este certificado en mano y tenemos la confirmación de que el italiano nunca se naturalizó argentino, tenemos vía libre para realizar las traducciones sin ninguna duda de si se podrá obtener o no la ciudadanía italiana. Para información acerca de obtención de este certificado ingresar aquí.

Para solicitar este certificado en la Cámara Electoral Nacional es necesario presentar las partidas de nacimiento y de defunción del ciudadano italiano, y en base a estos documentos, se emite el certificado con las variantes de los nombres, pero si en otras partidas (como, por ejemplo, de los hijos) hay otras variaciones diferentes a las que aparecieron, también deben constar en el certificado.

Cabe subrayar que este certificado es emitido por la Cámara Nacional Electoral en base a las variaciones del nombre y apellido de la partida de nacimiento y de defunción del italiano, por lo tanto, si hubiera diferencias en actas posteriores, estas deberán ser rectificadas en base al nombre que consta en el acta de nacimiento. En el certificado deben constar el nombre y apellido correctos y también el nombre y apellido erróneos ya que, durante el tiempo que la persona estaba registrada con el nombre o apellido incorrecto pudo haber renunciado a la ciudadanía con ese nombre, entonces, al consultar con el nombre correcto no aparecerá. Es importante recordar que, si el antepasado italiano residió en diferentes países, se deberá tramitar el certificado correspondiente a cada país.

Ante cualquier inconveniente o traba por parte de la Cámara Nacional Electoral para emitir un certificado con todas las variaciones del nombre del antepasado italiano, es necesario realizar la solicitud a través de un abogado. En caso de negativa, se puede hacer una información sumaria donde consten todas las variaciones del nombre que figuran en todas las partidas, la cual se presenta para solicitar el certificado de no argentino con todas las versiones del nombre. De lo contrario, el interesado puede presentarse ante el Consulado correspondiente con todas las partidas que poseen las variaciones y solicitar un certificado donde se haga referencia a todas estas variaciones para presentar en la Cámara Nacional Electoral.

También es muy importante controlar los lugares y las edades que figuran en cada partida, la fecha de nacimiento con la de matrimonio y corroborar que la edad corresponda. Si existiera algún error debe ser enmendado mediante rectificación. También es importante chequear las fechas en cada una de las partidas de nacimiento y de matrimonio. Es fundamental que no haya diferencias en las fechas ya que, al momento de la presentación de la carpeta en la comuna italiana, pueden rechazarla alegando que se trata de diferentes personas, aunque el resto de los datos coincidan y será necesario rectificar las partidas.  

  Un detalle muy importante es la fecha de emisión de las partidas. La vigencia de las partidas es de 6 meses y, para determinar la fecha de emisión, se tiene en cuenta la fecha que figura al dorso de las partidas (fecha en que las emite el Registro Civil). La fecha en que la partida es legalizada con la Apostilla no es tomada en cuenta ni le da vigencia posterior.  

El tiempo de validez de las actas depende de cada comuna.

En Roma, por ejemplo, no pueden superar el año desde que fueron emitidas por el Registro Civil. En otras comunas, no debe superar los 6 meses y en otras no hay límites con este tiempo. Lo importante es consultar con la comuna elegida para realizar la presentación de la carpeta de ciudadanía vía e-mail o telefónicamente para asegurarse qué duración tienen las partidas allí, antes de viajar a Italia.

Mobirise

Oficinas en Villa del Parque
Camarones 3667 (C1407FMG)
Buenos Aires, Argentina

 Contacto                    ae@aetraducciones.com.ar
(+54 11) 4567 1812
(+54 9 11) 6794 6565